Textos del Fotolog

 

Cuando era una jovenzuela jóven y tierna, tenía fotolog. Como una gran cantidad de personas de mi generación, lo usaba para postear textos absurdos, pensamientos quinceañeros y fotos picadas de dos megapixeles en las que el flash me dejaba como un Voldemort sin nariz y con los ojos gigantescos.

Pero de vez en cuando, muy de vez en cuando ponía algo que merecería la pena leer años más tarde.

No sé de dónde saqué este texto, pero cotilleando por los albores de mi adolescencia ahí estaba. Y me sigue encantando:

Empiezo por lo que sé con toda seguridad. Sé que, con suerte, te vas a morir una vez. Así que procura no morirte más veces por el camino. Mientras tu vayas decidiendo todo está bien. El día que dejes de decidir; ese día, cuidado, porque la habrás palmado un poco. Ten siempre más proyectos que recuerdos, es la única forma que conozco de mantenerse jóven.

Olvídate de la patraña esa de ser feliz, ya te puedes dar con un canto en los dientes si llegas a ser el único dueño de tus propias expectativas. Que un euro se ahorra y un polvo se pierde. Para siempre. Que hay que dedicarse a algo de lo que jamás te quieras jubilar. Por mucho que te cueste pagar las facturas. Por mucho que en las reuniones de antigos alumnos te miren mal. Es mejor dedicarse toda una vida a algo que te divierte pese a no llegar a fin de mes, que pasarte un solo día trabajando únicamente por dinero.

Entre lo poco que sé de la vida, también te diré que nada de todo esto vale la pena sin alguien que te haga ser incoherente. Ni flores, ni velas, ni luz de luna. Ése es el verdadero romanticismo. Alguien que llegue, te empuje a hacer cosas de las que jamás te creíste capaz y que arrase de un plumazo con tus principios, tus valores, tus yo nunca, tus yo qué va.

Ojalá ames mucho, y muy bueno, incluso a riesgo de ser correspondido. Que te despojen de todo, que hagan jirones de tus ganas y que te veas obligado a remendarlas con el hilo de cualquier otra ilusión.

[…] Dos emociones inútiles asociadas al pasado, arrepentimiento y culpa, y una emoción inútil asociada al futuro, la preocupación. Cuanto antes de desprendas de las tres, antes empezarás a apreciar lo único que tienes. […]

Para terminar, déjame que te presente a tu mejor enemigo. Se llama miedo. Quédate con su cara, porque va a estar jodiéndote de ahora en adelante. Miedo al fracaso. Miedo al qué dirán. Miedo a perder lo que tienes. Miedo a conseguirlo. Miedo a saber poco de la vida. Miedo a tener razón.

 

(AUTO EDIT: Pues resulta que el texto era de Risto Mejide, mire usted por dónde ¿Qué narices leía yo con 15 años?)

4 comments
  1. Me ha encantado. Es precioso =)

    1. Gracias Bluttie 🙂

  2. Sí, está muy bonito, todo tiene mucho sentido, aunque yo soy un poco enemigo de las recetas vitales, cada uno su propio camino… y jovenzuela joven sigues siendo, ajajaj

  3. Este texto me hace amarte. Larga vida a ti y tus ideas…siempre lo dire

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.