[…] Soy contigo el ocaso…

más vasto de mi cielo,
y en él despunta mi alma como una estrella fría.
Cuando de ti se alejan vuelven a mí mis pasos.
Mi propio latigazo cae sobre mi vida.
Eres lo que está dentro de mí y está lejano.
Huyendo como un coro de nieblas perseguidas.
Junto a mí, pero dónde? Lejos, lo que está lejos.
Y lo que estando lejos bajo mis pies camina.
El eco de la voz más allá del silencio.
Y lo que en mi alma crece como el musgo en las ruinas.

Pablo Neruda

 

3 comments
  1. Para no haber dormido, leo estos versos del gran Pablo y digo en voz alta… “tal cual”
    Gracias!

    1. ^___^ Me alegro muchisimo de que te guste, Jose Luis!

  2. y oculto a la vista pero totalmente visible en la foto.

    se oculta la luna…
    o tal vez es el sol…
    o tal vez solo un copo mas de nieve…

    … que importancia tiene en el ocaso yo me pregunto.
    y sin embargo una vez visto ya no puedo pensar mas en el ocaso….

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.