“Sexo, porno y feminismo”, una charla con Beatriz Gimeno y Clara Serra.

Es muy posible que a estas alturas ya haya llegado a vuestros oídos qué tal fue la charla que di el pasado día 31 en Madrid con las diputadas de Podemos Beatriz Gimeno y Clara Serra.

13288453_10154056853583819_851500809_o

Y digo que es muy posible que hayáis oído hablar de ello porque la convocatoria fue un auténtico éxito: llenamos el aforo de la sala, hubo que instalar una pantalla en otra habitación, muchas personas se quedaron fuera (Mil perdones, queridxs.) y más de 5000 nos siguieron en streaming a través de la web de Podemos. Hasta eldiario.es publicó la noticia, con video a tiempo real incluido en su propia web Mientras escribo esto, la grabación que está colgada en Youtube tiene más de 25K reproducciones.

Muchas personas se sintieron agredidas por la decisión de convocar a una actriz porno para hablar de feminismo, como si ambos conceptos fuesen excluyentes entre si ¿No es la libertad sexual un terreno que las mujeres todavía tenemos que reconquistar en la sociedad actual? ¿No hemos estado oprimidas durante cientos de años por el patriarcado? Va siendo hora de coger el toro por los cuernos y clamar el derecho a hacer con nuestro cuerpo lo que queramos. Y esto, señoras y señores, incluye el trabajo sexual.

La polémica que se creó a raíz de esta propuesta fue enorme y tuvimos detractores desde las filas de ciertos partidos políticos. Los abolicionistas pusieron el grito en el cielo y algunos periódicos se hicieron eco de la noticia, que podéis leer por aquí.

HWJWsUwl

Desde aquí agradezco a Podemos la valentía que han demostrado al organizar esta charla y a Beatriz y Clara por el debate. Os la dejo por aquí para que la disfrutéis al completo. ¡Decidme qué os ha parecido en los comentarios!

Y por aquí, otro artículo interesante en el que reflexionamos sobre porno y feminismo.

14 comments
  1. Qué decir… fue un debate increíble, me encantó muchísimo la serenidad que mostraste ante algunas preguntas que, aparentemente agresivas en la tonalidad de las personas, iban directamente a tocar el mismo punto como la trata de blancas y la seguridad con la que has respondido a las mismas; pero sobretodo me gustó mucho lo convencida que has defendido tus ideas y expresaste muy orgullosa tus propios puntos de vista sobre tu profesión y los límites que cada uno puede llegar a establecer tanto si es trabajador(a) sexual como si no. Ya es hora de romper con todos esos estigmas sociales y abrir más nuestras mentes respecto a este tema.

    P.D: Puede que no tenga que ver con esto, pero mi último trabajo escolar en la asignatura de lengua ha sido un texto argumentativo y lo hice sobre el porno ético. Me he valido de la charla a la que asistí dos días antes del debate, de la entrevista para factory magazine y la entrevista que tuviste con Risto para poder hacer una introducción argumentada y mostrar los pros y contras y dar mi propio punto de vista… ya sé que no tiene mucha relación con el debate pero tenía que contártelo!!!! Ya te contaré el feedback de mi profesora 😉

    Nuevamente, enhorabuena por ese gran debate, tanto a ti como a las diputadas que participaron contigo y muchísima suerte para tus próximos eventos!!

    Un besazo guapa!!!!

  2. Fantástica la charla, y incluso más que por su propio contenido (que de por si es interesante) por el mero echo de que se haya producido y que sea un comienzo hacia debates sobre estas cosas, que divulguen todas las opciones y las realidades. Es relativamente “fácil” preparar una ponencia, más complicado es que la misma sea brillante y útil, más difícil aun es conseguir transmitir, y rizar el rizo es tener el arrojo y la valentía delante de todo el mundo, delante de miradas sumamente criticas, de ser tan valiente como para ponerse y poner como ejemplo la propia sexualidad de un@, eso me ha encantado de tu charla, de tus respuestas a las preguntas planteadas por el público asistente (eso para mí marco la diferencia entre las brillantes intervenciones de las tres ponentes). Desde lo mas superficial, fue divertido como decían tu nombre de mil formas, y tus caras ante determinados comentarios y preguntas, también tu nerviosismo, fue un toque divertido que hizo de un acto de dos horas fuese mucho mas distendido.
    En definitiva, enhorabuena a las intervinientes, enhorabuena a una valiente Amarna. Besos.

  3. Hay cosas que, aunque no lo quieras, son así. Y han sido así siempre.
    Si es que fueron así para ti, coño…

    A los 13 años tu cerebro empieza a interesarse por el sexo. Pero a los 13 nadie te habla de amor, ni de sexo, ni de la vida. Te dicen que no seas tan maleducado, que estudies, que te vistas bien. A los 13 buscas y todo el mundo esconde. Y te frustras. Y fumas. Y vomitas borracha los sábados.

    A los 14 te apetece salir a pasear bajo la luna en una noche de agosto. Un poco de rímel y una camiseta cómoda con algo escote. Unas zapatillas con cordones, cómodas. Genial… vistes así porque es la forma más armónica que se te ocurre de dar las gracias al universo, o a dios, por esa noche tan maravillosa. Vuelves a casa y, tal vez, tu padre te diga que eres una puta. Tu padre viste bien y es muy educado. Que fue lo que aprendió a ser con 13 años. Pero por aquel entonces jamás le hablaron de la vida. Igual que a ti.

    A los 15, una noche, como aquella a los 14, sales de casa. Andas entre el silencio y el olor a mar. Cuando llegas a la playa te sientas, sin hacer ruido, en la arena, encantada de que se te manchen los pantalones. Como los de tu amiga, o amigo, a quien tampoco parece preocuparle que los suyos se vayan a manchar también. Y eres feliz, porque eres joven. Te sobrecogen la luna, la arena y la leve brisa. Cálida. Y piensas en follar. Con él. O con ella. “Sería una manera hermosa de dar las gracias”, piensas. Darlas sencillamente por estar allí, contigo. Y porque esa otra persona, que te mira con tanto cariño, ama sobre todas las cosas compartir el silencio de las noches contigo. Pero ese día no pasa nada.

    A los 16 llegas tarde a casa, casi al amanecer, en silencio también. Has tenido sexo por primera vez con alguien y… ¡se te escapa una risa imaginándote compartiendo esa experiencia maravillosa con tus padres! ¡Sería de locos! …pero te apena la soledad. Has hecho algo hermoso y en cambio… nadie jamás lo aprobará. Por envidia. Y no podrás compartirlo con nadie. Sola. Y te lo guardas. Lo bueno y lo malo. Tus dudas. Tus ilusiones. Tus decepciones.

    A los 17 te echas novio. Con lo guardado. Con lo bueno. Con lo malo. Con tus dudas. Tus ilusiones. Tus decepciones. Te lo echas porque sí. Porque estás enamorada y porque eso es lo que son los novios: dos personas enamoradas que se prometen la eternidad con 17 años. Cuidas tu vagina porque es un regalo único para una persona única y maravillosa y es lo que has visto en las películas y es precioso.

    A los 18 tu novio viste bien y es muy educado. Claro, fue lo que le enseñaron con 13. Pero no estás a gusto. No puedes tener amigos, ni confiar en él. No puedes compartir que “qué bueno está tu amigo”. Porque si se lo dijeses te dejaría. Por puta, por guarra, por zorra, porque te quiero. Te quiero para mí. Y por eso follas solo con él. Claro, joder, cómo iba a ser de otra manera.

    A los 19 ya no quieres a tu novio. Pero sigues con él y con su buen vestir y su buena educación. Pero tu cuerpo ya no es tuyo. Es suyo. Hace de tu físico su propiedad exclusiva. Lo peor: tú lo haces de su propiedad. Y él tampoco te quiere ya. Pero eso es lo que son los novios, propiedad. Y tu corazón, tu cabeza y tu vagina te dicen que no. Que no eres libre. Y lo dejas. Menos mal…

    A los 20 años ya has visto menoscabadas tu sexualidad, tu libertad, tu integridad y tu amor. Y ahora ya no eres feliz. Y tienes dudas. Y no sabes qué coño es el amor, ni a vida, ni el sexo, ni quién eres tú.
    Porque a ti, con 13 años no te hablaron de la vida.

    A los 21 te das cuenta de que a los 17 no estabas enamorada. Solo querías follar, pero ¡cómo ibas a admitir eso! Aquí empieza lo más duro. Tienes que redefinir el amor, la amistad, la libertad y, sobre todo, tu sexualidad. La concepción misma de la sexualidad y las relaciones humanas.

    A los 22, si tienes suerte, empiezas a darte cuenta del mundo. Y de lo que sucedió a los 13. Y te das cuenta de por qué has sido infeliz en cada cosa hermosa que has tratado de hacer. Porque con 13 años jamás os dijeron, ni a ti, ni a tu padre, ni al tío ese al que nunca amaste:
    que las personas no son propiedad de otras personas,
    que follar no es malo,
    que es lo que tus padres querían hacer, pero para lo que nunca tuvieron permiso,
    que la dignidad de los hombres no reside en que una mujer decida follarse a otro.
    Que te quiero, hija, y quiero que confíes en mi porque no quiero que tengas miedo y
    que te voy a contar lo que a mí con 13 años no me contaron.
    que follar es algo precioso para compartir con personas de buen corazón
    como se comparten otras cosas hermosas de la vida.
    Como componer una canción con una amiga.
    Como se comparten tus años de universidad con un buen amigo con el que aprendiste a no quemar la tortilla de patata.
    Hay cosas que, aunque no lo quieras, son así.

    Tus hijos, con 13 años van a ver pornografía. Aunque se lo prohíbas. Porque necesitan tener esa información, ese estímulo biológico. Y esa será la única ventana a la sexualidad. Eso es un drama.
    Porque lo jodido de todo esto es que lo que van a consumir es, en su práctica totalidad, machismo, propiedad del hombre sobre la mujer, odio, discriminación, humillación. Con 13 años…
    Es mejor educar que prohibir.
    Es mejor ofrecer verdad, respeto y sosiego que censura.
    Es mejor la vida que el miedo.

    Por todo esto es tan importante trabajar por una pornografía feminista! La pornografía es cine. Y ha de acompañarse de ética y ganará en calidad artística y humana. Incluso, algún día, servirá para EDUCAR.

    1. Personalmente no pienso que el porno haya de cumplir una función educativa, Mike. Igual que no vamos al cine esperando salir más leídos, o habiendo aprendido nada, no deberíamos consumir porno intentando buscar realismo ni ejemplos. Lo que necesitamos es más educación sexual por parte de padres y educadores ¡Un beso!

      1. Matiz, como tú dices, siempre son importantes ^^
        Necesitamos más formación en educación sexual a padres y educadores para que puedan luego educar a nuestros hijos.
        Hay que enseñar a los que enseñan.
        Nos va la vida en la pedagogía. De esto y de tantas otras cosas.

        Eres mi Walt Whitman de la vida, Amarna.
        No andaré muy desacertado si digo que tu entrevista en lacajademusica me salvó la vida en su día.

        Y eres uno de los pocos referentes intelectuales que quedan en este sórdido mundo. No te rindas nunca.

  4. Espectacular

  5. …Y sin embargo, nos salpica a todos la noticia de la presunta trata de blancas y presuntos abusos a menores del Productor porno español Torbe…filmaciones de chicas llorando, engaños, presiones…etc….
    Todavía hay mucho que limpiar, dignificar, feminizar…
    Reflexiones al respecto?????
    Ånimo, Amarna

    1. Si finalmente se prueba que las acusaciones son ciertas, lo siento de corazón por todas las chicas que pasaron por semejante experiencia.
      En el porno (Como en cualquier otra industria.) todavía existen abusos y hace falta que nos brinden protección institucional y legal para poder combatirlos antes de que lleguen a ningún extremo.

  6. Vi el video, destaco el punto de la fantasía relacionada con el poder.

    Mi punto de vista es que cuando se ha perdido algún grado de la capacidad de sentir placer genuino (primario) normalmente a causa de los condicionamientos que impone el medio social, la excitación sexual se adhiere a ideas y símbolos de poder, cuanto más fuerte sea esa tendencia menos libre se supone está la sexualidad.

    Pero dado que todos fuimos criados en un medio restrictivo y contradictorio, veo hasta cierto punto sano el ejercicio de determinadas representaciones de dominación sumisión dentro de un marco de responsabilidad y conciencia en la vida íntima de las personas adultas. Son dosis inocuas, ocasionales y accesorias que suponen matices diferentes y deseables en el placer sexual compartido.

    Cuando esas fantasías y prácticas (dominación sumisión) forman parte de un diversificado y diferenciado menú erótico, pueden enriquecer el placer de sentir, como ayudar a ampliar la conciencia.

    Me abstengo de los vocablos “feminista”,”patriarcal” (útiles o necesarios en ciertos momentos y contextos para determinados fines prácticos, políticos, sociales etc.) porque en una visión más holística humana es mejor prescindir de lo que induce a error en el propósito de mejorar la humanidad como conjunto, el que por definición nunca ha sido el de las élites en toda la historia.(Ni lo será).

    Que cada quien intente usar a su favor su cerebro hasta donde le sea posible, y se salve a sí mismo, que de nada ni nadie tendrá mejor guía para su propio bienestar antes que de sí.

  7. Hola,
    También he visto la charla en youtube y me parece que se hablaron cosas muy interesantes. Hay una cosa, sin embargo, en la que no estoy del todo deacuerdo. Me dio la impresión de que al analizar porqué nos gustan ciertas prácticas (por ejemplo a mi me gusta el tema del spanking y azotes eróticos) a las mujeres tiene mucho que ver el sistema patriarcal. Yo quiero introducir otro elemento que me parece aún que tiene mas peso y se está omitiendo. Soy bióloga y me he especializado en comportamiento animal y en la sociedad hemos obviado tanto el tema de la etología, los instintos y la selección sexual que creo que directamente pensamos que no existe o que la especie humana ya se ha desvinculado por completo de la naturaleza y solo opera mediante el raciocinio. Como animales que somos (concretamente primates) seguimos funcionando por selección sexual a la hora de escoger una pareja sexual. Seguimos buscando ciertas características en la pareja que denoten la genética adecuada aunque no pensemos practicar sexo para procrear. Eso lo ha establecido así la naturaleza y no podemos librarnos de ello. Por tanto es normal hasta cierto punto que las mujeres busquemos en un hombre la capacidad de liderar, la fuerza física, la resistencia y otros ciertos atributos sin que tenga que ver siquiera con la existencia de una sociedad patriarcal. La sociedad de los lemures de cola anillada es matriarcal. Las hembras son las que lideran al grupo pero a la hora de escoger pareja sexual siguen seleccionando los machos más potentes, fuertes y dominantes sexualmente hablando. Yo sinceramente creo que, aunque nuestra sociedad evolucionase hacia una de tipo matriarcal, nuestros gustos sexuales no cambiarían como creemos.
    Solo quería aportar ese punto de vista, creo que las cosas no pueden cambiar tanto de un día para otro cuando ha sido la naturaleza la que nos ha establecido de una manera o de otra.

    1. Interesantes tus consideraciones.

      Me hacen pensar que si una mujer se siente atraída por atributos de fuerza física, resistencia y liderazgo sexualmente hablando, pinta la cosa natural; más, si ella posee eso mismo, o cualidades complementarias.

      La cosa se pondría mal en el momento que surge lo que va en contra de la autopreservación, llámesele como se quiera, y es ahí cuando sabemos que estamos dejando de ser sanos como los animales, quienes nunca atentan contra su propia especie, siguen más la ley natural y no se disculpan, ni justifican, ni se avergüenzan de expresar sus instintos, cosa que les caería bien hacer a los humanos pero adaptándose al medio con un raciocinio equilibrado.

  8. Querida Amarna!

    Me alegra una barbaridad todo el éxito que estás cosechando en España desde que vi que llegaste… Me muero de impotencia porque pasaste por muchas ciudades andaluzas incluso por donde viví por tantos años.

    Hasta cuándo te quedas? Vas a hacer alguna conferencia más durante Junio? Justo este jueves tengo vacaciones en mi trabajo (vivo fuera de España), y quisiera aprovechar a viajar si hay alguna participación tuya.

    Espero tener noticias.. sino, otra vez será!…

    1. ¡Hola Carolina! Me quedo hasta el 4 de Julio y no, lamentablemente no haré ninguna otra conferencia. Cuando vuelva, en Septiembre, tal vez haga alguna ¡Lo publicaré por aquí!

      1. 😉 Gracias por responder.

        Ojalá pueda coincidir un día! De mientras pongo de mi parte hablando de ti por estas tierras y por otras más lejanas así se reparte más tu mensaje.

        Abrazos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.