Roundtrip USA: día 21

 

Día: Viernes 21 de Diciembre

Lugares:  Mt Caramel, Utah – Zion National Park, Utah –  Caliente, Nevada


View Larger Map

Llegamos prontito al Zion National Park y descubrimos un paisaje maravilloso: Ciervos salvajes por todas partes, pavos e infinidad de pájaros cuyo nombre no conozco, además de un paisaje montañoso espectacular. No había demasiada gente y la temperatura había mejorado considerablemente así que decidimos hacer una ruta cortita hasta los “Emerald lakes”.

Por el camino descubrimos un cartel que indicaba que la ruta estaba cerrada, y mirando un poco hacia delante se podía ver el porqué: Los lagos se habían desbordado al derretirse la nieve, y la ruta estaba cubierta de hielo, agua y carámbanos de tres metros.

¿Nos damos la vuelta? ¡Por supuesto que no! Saltamos el cartel y nos metimos rápidamente (No fuera a ser que nos pillara un Ranger) por en medio del hielo mientras los carámbanos iban cayendo; afortunadamente llegamos vivos hasta una zona más segura, y seguimos ascendiendo.
El primero de los lagos era pequeño pero super bonito: el agua cristalina descendía desde la montaña creando mini cataratas heladas, y me dediqué a grabar los pequeños carámbanos que se formaban por debajo de las piedras. Seguimos subiendo hasta llegar al lago más grande, cuya agua caía desde lo alto de la montaña en una catarata gigantesca (ahora helada).

Todo el lago tenía una capa gruesa de hielo, y yo me puse a hacer el imbécil saltando encima  y diciendo “Soy Jesucristo, ¡camino por encima de las aguas!” hasta que el hielo se rompió y  me acabé cayendo dentro del lago, nada grave aunque me corté en una mano. Con los pantalones y las botas empapados de agua helada mis movimientos se redujeron bastante y decidimos bajar de nuevo.

Vimos algunos búfalos e hicimos el principio de la ruta de los “Narrows“, a la cuál si o si  hay que volver cuando haya mejor tiempo (Los carteles de “Warning: Flash floods” no eran muy acogedores). Cogimos el coche y nos dirigimos hacia la salida del parque.

Como nos moríamos infinitamente de hambre, paramos en un restaurante super pintoresco llamado algo así como”Bettie´s dinner” y comimos hamburguesas de Elk y un mini combo de cosas fritas. También le tiré todo el agua por encima a Zor, ¡viva!

Y ya en el coche de nuevo, la nieve volvió a nuestras vidas. Además el GPS había decidido que debíamos de cruzar la frontera Utah/Nevada por una pista de tierra que medía 30 millas ¡Bien!
Finalmente paramos en Caliente (Nevada) para dormir en un motel pequeñito y barato, super agradable.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.