Navajo Nation

Tras unas cuantas conversaciones con mi compi de cuarto (Alex) descubrí que era una…¡india navajo!

Y eso no es todo, sino que se ofreció para llevarnos a mi y a otra chica (Sara) este finde pasado a ver una de las mayores ferias de indios navajo…La Navajo Nation Fair:

 

Cogimos el coche de Alex camino Window Rock (Su casa y la Feria estaban muy cerquita), pasamos por Alburquerque y Gallup, con una breve incursión en la ruta 66 mientras teníamos puesto de música a Guns and roses. Fuck yeah.

Aquí en las carreteras te encuentras casinos cada dos por tres, hay casi tantos casinos como gasolineras O_O

Hicimos una breve parada para repostar y comprar algo de comer. Decidí que me saltaría mis rutinas  saludables durante todo el finde y pillé un montón de comida fat, como flaffy taffies, regalices rojos, pringles sabor miel (¿?) y ¡oh sorpresa! encontré las galletitas del capitulo de los Simpson en el que se van de safari. No pude evitar comprarlas. Están super malas, pero quiero la caja:

Después de tres horas y algo de camino y tras hacer una brevísima parada en la casa del padre de Alex,  llegamos a Window Rock. ¡Qué maravilla! Es una roca con un agujero en medio 😛 pero súper impresionante.

Además, nos paramos a ver la escultura de los Navajo Code Talkers (otro día cuento la historia, que es muy interesante)

Tras esta parada fuimos a la casa de la madre de Alex, donde también viven sus hermanos pequeños (de 12 y 13 años, muy simpaticones), dejamos algunas cosas y salimos para la feria. Absolutamente TODO el mundo era indio, increible…nos miraban constantemente a Sara y a mi con cara de ¿Pero que hacen aquí estas?

La feria era más bien pequeñita, con algunas atracciones y puestos ambulantes y dos rodeos que utilizaban para hacer las representaciones y ceremonias.

Según llegamos nos fuimos al primer rodeo, donde se estaba celebrando un festival de bailes típicos indios. IMPRESIONANTE. Las diferentes tribus iban saliendo con sus trajes típicos, y bailaban de uno en uno diferentes bailes mientras sonaban cantos tradicionales (Los hacían unos hombres en una esquina, usando tan solo la voz y unos pseudo tambores. Se llama Pow Wow).

Al final, todas las tribus salian e iban bailando en circulos concentricos hasta llegar al centro del rodeo, he aquí algunas fotos, fue increible, casi me hecho a llorar:

Después de ver la ceremonia, fuimos a dar una vuelta por los puestecillos y nos compramos un Fry bread (comida típica navaja) que como bien dice su nombre, es un pan frito super soso al que le puedes hechar miel, o salsas a tu antojo. Estaba muy bueno.

Tras encontrarnos a unos amigos de Alex nos fuimos hasta el auditorio, donde estaban pinchando musica super buena, dubstep y semejantes. Empezamos a emocionarnos y a bailar, pero todo el mundo estaba bastante quieto hasta que dos chicos salieron al medio y se pusieron a bailar super mega bien, muy emocionados. Repentinamente todo el mundo saltó al escenario y acabamos metidas en un psudo pogo navajo mientras sonaba Steve Aoki. Sara y yo flipandolo, y de nuevo todo el mundo con cara de ¿qué haceis aquí?

Como breve inciso, ¡hay que ver que buen gusto tienen estos chicos para la música! He visto en una reserva navaja más gente con camis de grupos que me gustan que en toda España (Vease: Norma Jean, Asking alexandria…) . Supongo que aqui la cultura musical va por otros derroteros.

Sello de la feria

La rave navaja llegó a su fin, me compré un CD de Pow wow (La música tradicional que tanto me había encantado) y cogimos el coche para irnos a la cama, que ya estabamos destrozadas.

Al día siguiente (Sábado) nos levantamos a las 5:00 de la mañana porque Alex y sus hermanos participaban en una especie de ¿cabalgata?. Super sobadas llegamos hasta el lugar sobre las 6:00, y Sara y yo nos quedamos durmiendo en el coche un rato más.

Dormiditas en la casa de Alex

Sara, reina de los DVD´s

Apareció Alex con unas almohadas 🙂 y nos acompañó a buscar sitio para esperar a que empezase la cabalgata, pero al final nos movimos para comprar algo de café, un burrito y otro Fry Bread.

Esperamos un ratillo haciendo algunas fotos absurdas y cuando empezó la cabalgata…¡empezó lo bueno! Nos dieron caramelos, collares, pelotas, abanicos, frisbees (Le cogí uno a Zor que pone “Navajo point”) ..de TODO 😀

Hicimos un montón de fotos, hasta el punto que llené mi tarjeta de 8Gb y acabamos con una bolsa entera llena de cosas para llevarnos 🙂 incluido otro CD de Pow Wow que me compré.

Había muchas carrozas dedicadas a cosas políticas y pasaron unos chicos super pequeños que estaban en el ejercito/marina/whatever  lo cual me disgustó un poco,

Sara con sus collares de princesa

Nuestros abanicos!

Las cosas que conseguimos en la cabalgata

Alex saludando

Absurdo autobus escolar en la cabalgata

 De nuevo eramos las únicas no-navajas. La gente nos preguntaba mucho que de donde eramos y cómo habíamos llegado hasta allí, super simpaticos en todo momento 🙂

Tras la cabalgata volvimos a la casa a dormir un poquito, y ya por la tarde salimos con la madre y los hermanos de Alex hacia el “Fleamarket” (mercadillo), donde me compré una pinzita absurda para el pelo con plumillas colgando y probé la Tarta Navaja, un mejunje hecho con maíz que estaba extremadamente rico. La madre de Alex nos estuvo explicando muchas cosas acerca de cómo se encontraba la reserva, que la gente era muy pobre y no estaban muy a gusto viviendo alli…me dio la sensación de que era muy “ghetto”. Sara y yo nos comimos una Hamburguesa navaja (¿?) que consistía básicamente en un Fry bread con dos trozos de carne super quemada y algo de lechuga y tomate dentro. Estaba sorprendentemente bueno.

Tras esto volvimos a coger el coche para ir a la feria, llegamos sobre las 20:00 (Que aquí es muy muy tarde) justo para ver el final de otra ceremonia de canto/baile.

Después de la ceremonia india salieron unas chicas hawaianas bailando Hula. Divertido pero wtf xD

Dimos alguna vuelta más, me compré un algodón de azucar y un chico me regaló un collar verde con una punta de flecha. No estoy segura de si intentaba ligar conmigo :O En todo caso y como inciso: ¡a la gente le encanta mi pelo! Unos chicos se hicieron fotos conmigo y todo, supongo que aquí es una rareza ver a alguien con melena verde.

Volvimos de nuevo a la casa y nos despertamos el domingo como a las 12:00. Fuimos a la casa de los abuelos de Alex (El abuelo era cowboy!) que nos estuvieron contando un montonazo de cosas sobre la reserva, las tradiciones navajas y demás. Un encanto.

Además, nos dieron para comer más Fry bread y una sopa (Stew se llama aquí) de cordero, maiz y calabaza, deliciosa.

La casa de Alex, desde fuera

Tras esto nos fuimos otra vez al Fleamarket, donde me compré una manta con motivos navajos por 10$ (aquí los inviernos son bastante duros, con nieve y demás pocheces), otra tarta navaja y dos panes (sabor calabaza y sabor plátano. Deliciosos). Además, después de hablar un rato con un hombre sobre que eramos de España, porqué estabamos allí y demás, me regaló una turquesa 🙂 ¡La gente es super simpática aquí! Creo que no estan acostumbrados a ver muchos españoles…

Después del fleamarket nos despedimos de la familia de Alex y salimos hacia Santa Fe de nuevo 🙂 Con parada para cenar en un sitio llamado Boston´s, muy americanada (Rollo TGI Fridays o Fosters Hollywood) a la entrada de Albuquerque.

And c´est fini!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.