Meanwhile in Australia: día 1

Comienzo con los posts relatando mis aventuras en la otra parte del mundo 🙂

Como ya os contaba en algún post anterior, llegué el 30 de Octubre (¡un día después de mi cumpleaños!) a la maravillosa Melbourne, para estar trabajando durante dos semanas con todas las productoras que pude encontrar, ahorrando dinero para financiar el que esta siendo el mejor viaje de mi vida.

Aprovechamos esas semanas de trabajo intenso para ir haciendo un plan mental de qué sitios queríamos ver y por donde podíamos llegar hasta allí. Australia es un país muy bonito, pero cubre una extensión de terreno impresionante, y con dos meses y medio de viaje por delante tendríamos que ver exactamente a donde dirigirnos.

Antes de llegar aquí conseguí sacarme mi licencia Open Water, que me permite bucear de forma autónoma, así que una parada en la Gran Barrera se hacía obligatoria. Para esto necesitabamos pasar por Cairns, Pourt Douglas, o alguna ciudad grande de la zona de costa noroeste.
Además, era imprescindible una visita a Kakadu National Park, un parque nacional del tamaño de cataluña, en el extremo superior del territorio norte australiano.
Fuimos poniendo puntos en el mapa, y la opción que parecía más lógica era tomar la carretera bordeando la costa este, pasando por Sydney, Brisbane y Cairns, intentar subir al territorio inexplorado de Cape York, continuar hacia el oeste a través de la Savannah Way hasta Katherine y subir a Kakadu National Park y Darwin, para terminar llendo hacia el oeste, por la zona de Kimberley. Tras llegar a Broome, comenzaríamos el viaje de nuevo a Melbourne cruzando el continente a través del desierto, pasando por Alice Springs y Uluru.

Pongo mapita para que todo lo dicho tenga algo más de sentido:


Ver mapa más grande

Una vez trazado el recorrido del viaje, comenzamos a pensar en los detalles ¿Donde dormiríamos? Como el plan consistía en ir viajando a través de todos los parques nacionales, dormir en la naturaleza parecía la mejor opción.
Pero Australia tiene cocodrilos, escorpiones, arañas mortales y prácticamente todas las serpientes más venenosas del planeta, así que dormir a ras de suelo no parecía una idea aceptable. Y dentro del coche, las temperaturas tropicales probablemente nos harían asarnos en nuestros propios jugos. Entonces encontramos la roof tent, una tienda de campaña acoplada con rieles a la baca del coche, de tal manera que se abre a unos dos metros del suelo, pudiendo acceder a ella a través de una pequeña escalera.

wpid-IMG_20131109_135149

Cuando ya teníamos las mochilas hechas, la tienda instalada y las mil latas de atun (alimento proteínico esencial en cualquier viaje con mucho movimiento) compradas. Cuando ya teníamos todo listo y preparado para salir…comenzaron las lluvias.
Aquí es verano, y el clima de Melbourne no destaca por ser extremadamente duro en esta época, así que todo el mundo estaba extrañado con la terrible tormenta tropical que teníamos sobre nuestras cabezas. Después de esperar unos cuantos días a que la lluvia amainara sin ningún éxito, decidimos comenzar el viaje en medio de la tormenta.

Así, el miércoles 13 de noviembre a las 15:30 nos fuimos de Melbourne con una lluvia gigantesca y un atasco aún más grande. La que había sido hasta este momento nuestra compañera de piso (Terri Ann, una maravillosa mujer australiana que se portó genial con nosotros) nos dejó preparados un par de muffins con sendas notitas de despedida.

wpid-IMG_20131113_192546

Al salir de la metropoli descubrimos que todas las carreteras principales están cortadas debido a las inundaciones. Hay zonas en las que el agua llega a cubrir medio metro de la carretera, por lo que tenemos que avanzar con el coche chapoteando dentro de la calzada, y la lluvia intensa repiqueteando en los cristales.

_MG_3960

Conducimos a través de carreteras secundarias dirijiendonos hacia el este, pero sin mucha idea de donde pasaríamos la noche, o qué hacer si la tormenta empeoraba. Zizagueando entre las carreteras llegamos hasta Cape Liptrap y disfrutamos del atardecer en el faro, mientras caía la lluvia.

A la vuelta y ya de noche, vemos algunas sombras cruzando la carretera, bastante por delante de hasta donde alcanza nuestra visión ¿Son animales? Reducimos la velocidad del coche hasta que, muy despacito, conseguimos alumbrar con las luces a uno de los animales ¡Es un wombat! Una especie de cobaya gigante y de pelo duro. Está mirandonos desde un lado de la carretera, con curiosidad y sin inmutarse demasiado por nuestra presencia. Intento tirar algunas fotos de forma fallida, y cuando Zor sale del coche para verlo de cerca ¡plof! desaparece de un salto entre las hierbas que tiene por detrás.

Seguimos el trayecto hasta el camping de Wilsons Promontory Park, cruzándonos con un par de wallabies salvajes, y unos cuantos wombats más.

Como nunca hemos abierto antes la roof tent, está lloviendo a cántaros, y es de noche, preferimos enfrentarnos a ella al día siguiente. Cojemos nuestros saquitos de dormir, y nos arrejuntamos dentro del coche, donde dormimos como troncos hasta la mañana siguiente.

6 comments
  1. mmm, ¡qué interesante! me lo he leído todo ^^, vaya vueltecita guay, así que Melbourne origen y destino, ese sí es un viaje de verdad, mmm se ven apetitosas esas magdalenas llamadas muffins, 😉 espero que sigas posteando 😀

    1. Las magdalenas estaban absolutamente espectaculares, eran de nueces y frambuesas 😀 Y si, ya no me queda nada para volver a Melbourne, apenas tres dias…ya iré contando mas aventuras! <3

  2. You do have amazing adventurous holidays and write about them wonderfully. It’s adventure after adventure just like when we read about your USA travels.
    Thanks for the update.

    1. Thank you Pinky 🙂 Yes, it has been a great adventure…now it’s time to do the same in New Zealand! And soon I can explain you everything face to face! xxx

  3. Se puede decir que habeis viajado por media Australia. ese itinerario por el este debe ser preciosoparece muy de aventura variada, de lugares diferentes aunque próximos (salvo Brisbane). no sé porqué tiene pinta de coñazo. 🙂

    1. En Brisbane estuvimos solo de paso 😛 jajaja

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.