Hoy encuentro, temblando ya y vacía,

la casa que los dos desperdiciamos
y el vago sueño del que despertamos
sin habernos dormido todavía.

Acordarse del agua en la sequía
no hace brotar ni florecer los ramos.

¿Dónde estás, dónde estoy, y dónde estamos?
¿Qué fue del mundo cuando amanecía? […]

Antonio Gala

1 comment
  1. Precioso, triste, sin embargo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.