Health Care: poniendome unas vacunas

Desde que llegué a América llevo intentando buscar un médico que pueda ponerme un par de vacunas que necesito, sin ningún resultado favorable.

Primero probé en la enfermería de la universidad pero me dijeron que como la receta y las prescripciones estaban en español, no estaban facultados para ponerme nada.

Después intenté llamar en repetidas ocasiones a un centro de salud especializado en alergias. Al principio me decían que no me entendían, después que me lamarían más tarde porque tenian que consultarlo con el doctor, y bueno, al final nada.

Desesperada y rozando el límite de tiempo que puedo estár sin ponerme la vacuna, fuí a ver a mi coordinador de estudios para ver si me podía dar alguna solución. ¡Qué hombre tan majo! Llamó por mi a un Health center y me dieron cita para ese mismo día.

Mi fantabulosida compañera de cuarto me llevó hasta el centro de salud en coche, y después de hablar con el recepcionista (En Español. Aquí todo dios habla Español) me dijeron que me esperase para atenderme.

Fui rellenando unos cuantos papeles que me dieron, con mi nombre, mis datos, mi número de cuenta (ejem) y un teléfono de emergencia. Además, al no tener numero de la seguridad social tuve que firmar un papel atestiguando que estoy dispuesta a pagar por los servicios…¿Y cuanto me costó? 125$ dos vacunas…¡glups!

Después de esperar infinito, me metieron dentro de la consulta (hasta entonces estaba en una mini sala de espera) donde tuve que volver a esperar un montón de tiempo. Vino una enfermera mientras tanto a pesarme, medirme la tensión y preguntarme algunos datos médicos.

Llegó el doctor, muy simpático, y me preguntó acerca de las vacunas: para qué las necesitaba, que dosis debía ponerme etc…finalmente me puso una en cada brazo y me dejó esperando durante 20 minutos (El tiempo recomendado por si me da una reacción alérgica).

Tras todo, me dejaron salir y me fui a por Alex (que estaba dormidisima :P) para volver a la universidad.

Impresiones: Totalmente ignorada (¿sería por el acento?) hasta que llamó mi tutor. Una vez allí, la atención fue maravillosa pero me dio la impresión de que si pagabas te ponian lo que quisieras. El hombre ni se leyó la prescripción (Normal. Estaba en Español) asi que podría haberle llevado morfina y me la habría pinchado igualmente. Curioso.

 

[La chica de la foto es Alex, mi compi de cuarto 🙂 mientras intentabamos hacer crecer un dinosaurio dentro de una taza. Largo de contar]

3 comments
  1. Genial entrada!! Como van las cosas por “iuesei”?. Super bella con el pelo rosa! Besazos

    1. ¡Gracias, bonita! Pues encantada…vamos, como que no quiero irme xD Seguiré subiendo cositas por aqui por si a alguien le interesan mis aventuras americanas.

  2. […] puse la última vacuna hace dos meses y medio (¡ejemejeeeem!) y ya tocaba ir a repetir la experiencia. Tras aprender que […]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.