¡Estamos en Australia!

Para todo aquel que todavia no se halla enterado (Teniendo en cuenta las entradas de blog de Zor y mis tweets locos), hemos llegado a Melbourne y estamos medianamente sanos y salvos.

Casi perdemos el avion Londres-Singapur y tuvimos que tirar toda nuestra comida antes de entrar al país gracias a unos cuantos agentes de aduanas locos, pero estamos finalmente alojados en un apartamento precioso que nos ha dado la compañía. Está situado en medio de Fitzroy, el equivalente australiano de Malasaña, un barrio lleno de casas bajas de ladrillo visto mezcladas con antiguas fábricas reconvertidas en vivienda (De hecho nuestro bloque de pisos era una fábrica de chocolate).
Hay grafittis impresionantes por todas partes y un aire de moderneo hipster se respira en el ambiente. Todo el mundo lleva ropa de Blackmilkclothing.

El piso es un loft con una distribución un tanto confusa: los pasillos son circulares, tiene tres alturas y una terraza gigantesca. En la tercera planta hay una bañera en la que cabrían cuatro como yo, y ¡sorpresa! Tiene un punto de suspensión de shibari en medio del salón.
Nuestro cuarto está abuhardillado y tiene hierros y rejas saliendo de la pared, en plan bonito, no en plan te saco un ojo y mueres por tétanos.

La comida es cara, muy MUY cara, pero hemos encontrado nuestra fuente de energía principal en unas latas de atún de 90¢ que tienen sabores de cosas deliciosas: chili dulce, tomate con cebolla, mostaza en grano…Eso y pan de pita en cantidades industriales es nuestra fuente de alimentacion. También me he hecho adicta a un té llamado “Dilmah“, del que me tomo 4 o 5 tazas al día.

Esto no es todo ¡Tenemos coche! Un Hyunday Tucson 4×4 completamente tirado de precio, al que vamos a instalarle en el techo un “roof tent”, o tienda de campaña acoplada a la vaca. Ese será nuestro dormitorio durante los próximos dos meses.

Por ahora no hemos visto gran cosa de la ciudad, aunque anteayer quedé con la maravillosa Gestalta, que está por estos lares trabajando como modelo, y hoy vamos a hacer cuerdas con Liesl Skye, modelo de Omnia-X y Godsgirl que nos dejó a todos con el corazón roto tras una visita express por Madrid, hace ya unos meses (Dejó a Amber Nevada tonta durante semanas…ejem 😛 Puede que a mi también).

Yo estoy trabajando todos los días para I feel myself, ganando dineritos para nuestro gran viaje, que empezará casi seguro este mismo viernes. La compañía es increible y las oficinas parecen las de google ¡Todo el mundo es tan simpático!

Eso si, ayer hicimos una corta visita a las afueras de la ciudad y pudimos ver un riachuelo maravilloso, cacatúas gigantes blancas y amarillas y otras más pequeñas rojas y grises. Un pájaro autóctono australiano llamado Kokaburra, que parece un dibujo animado y no se inmuta de tu presencia incluso aunque te pongas a dar palmadas a su lado, y algo que parecía una cobaya gorda sentada a un lado de la carretera.

Estoy trabajando mucho, pero estoy contenta.
Tengo ganas de que empecemos ya el viaje en coche 🙂

3 comments
  1. Jo!! Siempre viajando! que envidia >_< para la próxima me metes dentro de la maleta? XDD

    1. Vale 😛 pero te tiene que gustar mucho la naturaleza y las situaciones absurdas y sin sentido. Todos mis viajes tienen demasiado de ambas xD

      1. Situaciones absurdas? Cada vez que salgo me pasan cosas raras! Y la naturaleza no hay problema, bicho que veo, bicho que tengo que coger, tocar hasta que me muerde. ¿Quien dice aburrimiento? xDD

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.