“¡Amarna, la señora de las jirafas!” otro artículo para la Malicieux Mag

Por aquí tenéis otro de los textos que escribí sobre mi viaje a Sudáfrica, esta vez para la Malicieux Magazine. En él cuento mis aventuras por la sabana y mi primer encuentro con esos diplodocus gigantescos que son las jirafas. Os dejo un trocito del texto, pero si queréis leerlo entero podéis hacerlo a través de su web ¡Espero que os guste!

 

El conductor nos lleva dando bandazos a través de la vegetación mientras habla por la radio en Afrikaan. Va bastante rápido, teniendo en cuenta que lo más parecido a un camino que estamos siguiendo es una masa de rocas y tierra rojiza casi embarrada por las lluvias, en contraste con el césped y las plantas de color verde intenso que se alzan a ambos lados. No hay muchos desniveles en el terreno y el horizonte se levanta, rojizo y lejano, allí donde acaba mi visión. Se me hace extraño no ver edificios, ni personas ni ciudades en muchos, muchísimos kilometros a la redonda: estoy en Sudáfrica, muy cerca de Port Elizabeth, dentro de una de las reservas de animales de la costa del sur del país.

Durante los últimos tres días he visto búfalos, elefantes, guepardos, perros salvajes, babuinos e incluso una manada de nueve leonas acechando a su próxima presa (unas cebras monísimas que se convirtieron en el festín del mediodía). En estos momentos el conductor ha decidido batir records de velocidad porque los guardas del parque han avistado un leopardo ¡El escurridizo leopardo! en la frontera oriental de la reserva. Así que allá vamos, un grupo de ocho personas luchando por vencer el frío y el mareo. Se avecina una nueva aventura.

[Continuar leyendo…]

 

Preguntas frecuentes (6): ¿Voy a operarme las tetas?

No. Esa es la respuesta corta.

La respuesta larga pasa por explicaros todo un saco de complejos que estuve acarreando durante años porque mi cuerpo no encajaba con los cánones de belleza actuales. Y no me vengáis con el “Pero si eres muy guapa”, porque tanto vosotros como yo sabemos que esto no funciona así. Desde pequeña me sentí acomplejada con mi físico: porque era muy bajita, porque llevaba gafas, porque era muy pálida o muy delgada, porque tenía poco pecho, las caderas muy anchas y llevaba aparato. Porque vestía ropa de segunda mano dos tallas por encima de la mía.

Con 17 años yo estaba totalmente convencida de que cuando cumpliese la mayoría de edad lo más lógico y sano para mi autoestima sería operarme el pecho, ponerme un par de tallas más y disfrutar de la acogida con los brazos abiertos de la sociedad.
A los 18 empecé a posar como modelo artística. Tenía muchas dudas, me sentía mal con mi cuerpo y no me gustaba especialmente que me hiciesen fotos, pero me enorgullecía el formar parte de una obra de arte. Mi primera foto artística me la hizo Jaure Mur.

Et_in_Arcadia_Ego_I_by_JAURE

No me vi guapa, pero la foto me enamoró desde el primer momento. Continué posando delante de su objetivo y a medida que yo ganaba soltura con la cámara, me iba viendo cada vez más bonita. Miraba las fotografías y pensaba “Guau ¿Esa soy yo?

da2 copy

Al principio achacaba el verme tan guapa a los prodigios que hacía mi amigo con la técnica fotográfica. Después empecé a creerme que tal vez la visión que tenía de mi misma estaba deformada. Y que la chica preciosa que veía en las fotos era verdaderamente yo.

luz4

Posar como modelo me hizo desprenderme de todos mis complejos. Me ayudó a sentirme guapa y bien conmigo misma, pero fue un camino largo y tortuoso. Se que muchas cosas de mi belleza y de mi cuerpo siguen sin cuadrar con el estereotipo de belleza actual ¡Pero me da completamente igual!

Screen Shot 2014-12-21 at 11.42.02

Me siento bonita tal y como soy. Con mis pezones grandes, con mis estrías, con mis tetas pequeñas y mis caderas grandes.

No sabéis cómo me alegro de no haberme operado.

Mi primer articulo para Orgasmatrix: “O-DI-O Budapest”.

Soy una tocapelotas profesional, y mi primer artículo para la web de información sobre el sector pornográfico Orgasmatrix.com da buena cuenta de ello.

Pero es que estoy hasta las mismísimas narices del monopolio, las mafias y el maltrato que se da por parte de productoras y agencias en la capital del porno Europeo: Budapest.

En mi último viaje a la ciudad húngara y después de presenciar unas cuantas situaciones escalofriantes, escribí llena de ira el artículo “O-DI-O Budapest”.

Y es que me encanta mi trabajo, disfruto el porno y me apasiona estar delante de las cámaras pero me repele toda la industria que se mueve alrededor. Yo, gracias a dios, tengo ya la experiencia suficiente como para que no se me suban a la chepa, pero he visto a muchas modelos hacinadas, actrices presionadas para rodar por una miseria de dinero y en condiciones de trabajo deplorables. Ya va siendo hora de que alguien haga visible estas situaciones e intente dar un cambio de aires a la industria. Aquí tenéis mis opiniones al respecto. Este no es un post bonito, pero es una historia real:

Screen Shot 2014-11-25 at 19.20.34

Empiezo a notar un sentimiento visceral que me sale directamente del estómago y se me atasca en la garganta. Odio Budapest. De verdad. No me malinterpretéis: es una ciudad bonita. El casco antiguo es una pasada, y desde luego merece ser visitada al menos una vez en la vida. Rezuma historia por cada uno de sus poros.

Mi problema con la capital húngara es mucho más profundo, como cuando de pequeño removías con un palito el césped florido del jardín para encontrar en sus entrañas un gusano pegajoso e inmundo. Budapest es una ciudad hostil. Trabajar se convierte en una lucha contra los cinco elementos, en vez de un placentero viaje a la capital Europea del porno. Y es que cada día se llegan a rodar de 6 a 10 producciones simultáneas. Dependiendo de la época del año, la cifra puede llegar a doblarse.

Las chicas llegan desde los países vecinos (en especial Rusia y la república Checa) y otros no tan cercanos (Inglaterra, Francia y por supuesto…¡España!) para hacinarse en las mal llamadas “casas de modelos”. Cada una paga de 15 a 20 euros diarios por tener derecho a una cama, comodidades básicas en las zonas comunes, y espacio para dejar sus cosas entre rodaje y rodaje. Un chófer las recoge por la mañana y las deja en la localización de la escena. El mismo chófer las devuelve cuando la grabación ha acabado. Las cuatro paredes se convierten en una burbuja donde relajarse entre filmación y filmación, hacer nuevas amigas si las diferencias de idioma lo permiten, y prepararse para el próximo día. […] Leer más

Preguntas Frecuentes (2): ¿Cómo empecé en el porno?

Siguiendo con mi racha de posts de preguntas frecuentes que me hacéis a través de ask.fm, aquí va la segunda cuestión que me realizáis más a menudo: ¿Cómo entré a trabajar en el porno?

Desde siempre he sido una pornófila empedernida. Convertirme en actriz porno era una idea que a menudo se me pasaba por la cabeza, más como una fantasía que como algo que de verdad fuese a llevar a cabo. Soy una persona exhibicionista y muy sexual, desinhibida y con la libido casi siempre por las nubes, así que de alguna manera este trabajo pegaba mucho con mi forma de ser.

Omnia-X_AmarnaMiller010

Cuando cumplí 18 años empecé a trabajar como modelo fotográfica, y aprendí a sentirme cómoda delante de las cámaras. Dejé de estar acomplejada con mi cuerpo y me quité muchas inseguridades absurdas. Por primera vez en mi vida me sentí a gusto conmigo misma y con mi tipo de belleza. Entonces pensé en darle una oportunidad al porno, y mandé unos cuantos mensajes a diferentes productoras españolas para ver qué podían ofrecerme y cómo podía comenzar a grabar.
Las respuestas que recibí me desanimaron completamente: no me gustaba el trato, los argumentos de las escenas, la gente con la que tenía que grabar, los pagos…Decidí que esta industria no era para mi y la idea de ser actriz porno desapareció de mi cabeza.

Omnia-X_AmarnaMiller0121

Entré en la universidad para estudiar Bellas Artes, y me especialicé en fotografía y video. A la vez que mis conocimientos técnicos sobre el manejo de cámaras y equipo audiovisual iban creciendo, una pregunta tomaba forma en mi mente…¿Y si creo mi propia productora porno? Así surgió Omnia-X, la productora a la que dediqué casi 5 años de mi vida y que cerró sus puertas hace muy poco.

Hice mis primeras escenas dentro de mi productora, en un ambiente sano, controlado y seguro, con gente que me atraía y sintiéndome a gusto conmigo misma. Ahí es cuando empecé a pensar que otro porno era posible. Que existían más opciones.

Solo-AmarnaMiller

Cuando cumplí 19 años una productora Australiana me contactó para ofrecerme trabajar con ellos. Estaban rodando en Amsterdam. Después de mirar su web de arriba a abajo y pensármelo bastante acepté, fui a Holanda y rodé unas cuantas escenas. La experiencia fue maravillosa, me trataron genial y quedé super contenta con las grabaciones. Seguí repitiendo con ellos y me convertí en una de las actrices principales de su web. Así hice mis primeros videos fuera de Omnia-X.

Compaginaba mis estudios con grabar escenas de vez en cuando (no tenía suficiente tiempo material como para estudiar y grabar a tiempo completo) y cuando acabé la carrera, hace año y medio, me metí de lleno en esta industria. Grabé mi primera escena hetero y desde entonces no he parado 🙂

Las fotitos con el pelo verde son de mis inicios. Aquí os dejo unas cuantas fotos más de algunas de mis escenas:

Ayudando a Steph y Rhonda: “One Steph Beyond”

Steph es una chica inglesa que ha decidido dar la vuelta al mundo en dos años con una Honda de 250cc ¿Parece una locura? Lo es. Pero ya está en Tailandia. Con tan solo un presupuesto de 15 libras al día (10 de alojamiento y 5 de comida) y más o menos lo puesto, esta chica está recorriendo los siete continentes.

Steph y Rhonda (Rhonda es la Honda ^_^) están intentando recaudar dinero a través de un proyecto de crowfunding para cruzar el paso de Drake y llegar a la Antártica.

Como bien sabéis, no hay cosa que adore más que salir de mi zona de confort. Y admiro a la gente que tiene la valentía de hacerlo. Por eso mismo he puesto mi granito de arena a través de la web GoFundMe (y he recibido una pegatina que pienso pegar en mi portátil).

Podéis leer más sobre el proyecto, ayudar a Steph a cumplir su sueño e incluso seguirla a través de su página de facebook.

<3 steph_rhonda_Amarna_Miller-1

steph_rhonda_Amarna_Miller-2